puertodetazacorte@gmail.com

jueves, 9 de octubre de 2014

On 7:51 by FE GO RE in

Los centristas denuncian negligencia del Gobierno de España en la crisis del Ébola y solicitan del Ministerio de Sanidad que actúe con diligencia en la investigación para conocer los motivos del contagio y así evitar nuevos casos y alarma social.

JUEVES 09/10/2014. El Secretario Federal del Centro Canario Nacionalista (CCN), Alfonso López, achaca a “negligencia por parte del Ministerio de Sanidad en la gestión de la crisis, así como a la ausencia de un protocolo de actuación y de información, la alarma social causada en Canarias” y en el resto del territorio del Estado, consecuencia de los primeros contagios de Ébola fuera de Europa.
Alfonso López pone de manifiesto que “en la reunión mantenida en el Comité de Seguridad Sanitaria de la Unión Europea, se ha puesto en evidencia que una posible relajación de algunos procedimientos ha sido la causa del contagio del virus del Ébola en una auxiliar de enfermería trabajadora en la Comunidad de Madrid”.
Ante tal falta de capacidad de gestión, el dirigente centrista rechaza de plano que el Gobierno de España haya permitido que un avión que repatriaba a una cooperante noruega, enferma de Ébola, haya hecho  escala en la madrugada de este martes en el aeropuerto de Gran Canaria para repostar, máxime cuando no se le permitió hacerlo en ningún otro aeropuerto español.
El Secretario Federal de los centristas reclama “una correcta gestión informativa de esta crisis”, motivo por que señaló la necesidad de “ofrecer toda la información disponible, evitar rumores, proporcionar altavoces expertos, respetar la intimidad de los afectados y escuchar a sus profesionales de comunicación”.
Alfonso López concluyó afirmando que “una vez más queda demostrado el poco interés y preocupación que Canarias tiene para el Gobierno de Mariano Rajoy, aventajado discípulo del antiguo régimen y del Gobierno de José María Aznarconvirtiendo nuestras islas de nuevo en la zona de destierro de indeseados de Madrid o en la de escala con destino o procedencia a las Bases estadounidenses de presos, verdadero agujero negro del derecho internacional, como sucedió en el caso de Guantánamo”.